< style type="text/css" > #toplevel_page_thb-product-registration { display:none;} < /style >

Filtros internos con UV

La mejor forma que nuestros peces puedan desarrollarse y vivir saludablemente es ofreciéndoles un hábitat adecuado, donde las diferencias en la calidad de agua con su lugar de origen sean mínimas, un acuario que funcione como una parte misma de la naturaleza, donde puedan sentirse como “en casa”.

La mayor parte de los peces, habitan en grandes extensiones de agua, como mares y ríos, donde el agua fluye en forma constante, donde las deposiciones de los mismos se disuelven fácilmente completando así el ciclo biológico.

Sin embargo, en el acuario la situación es distinta, la polución del agua debida a la acumulación de los desechos orgánicos es mayor, favoreciendo de esta forma la multiplicación de micro-organismos. Muchos de ellos son bacterias y hongos que normalmente viven en el fondo o en el agua. En su medio natural los peces difícilmente se encuentren con cantidades importantes de estos microorganismos, por lo cual sus defensas los protegen fácilmente.

En el acuario, los peces reciben constantemente el ataque de estos organismos, que será resistido por sus defensas de acuerdo al estado en que se encuentre el pez ( stress, alimentación, agua, etc. ).

Otro problema se puede ocasionar cuando se introducen peces nuevos o plantas, que pueden traer parásitos u otros microorganismos que encuentren condiciones favorables para su multiplicación y ataque a los habitantes del acuario.

Una forma de mantener baja la cantidad de micro-organismos en el agua y de esta forma prevenir enfermedades es mediante la utilización de un esterilizador ultra-violeta.

La radiación ultra-violeta provoca cambios en los enlaces químicos de las moléculas de ADN de las células expuestas, evitando su multiplicación y destruyéndolas. Así se pueden eliminar micro-organismos que se encuentren en el agua, tales como : algas, parásitos, hongos, bacterias y virus.

No presenta efectos secundarios peligrosos, como la utilización de desinfectantes químicos o generación de inmuno-resistencia como los antibióticos.

Los rayos ultra-violeta no altera el pH o la estructura química del agua, no afecta a los peces ni plantas, como asi tampoco a las colonias de bacterias o algas que se encuentren en los filtros, sustratos, o paredes del acuario. Solamente los organismos que pasan por el esterilizador son eliminados.

Quick Shop